Ktm Freeride 250F

Categoría:

Descripción

La KTM Freeride 250 F es la primera de las Freeride con el motor 250 4T, pues hasta ahora la marca ha usado el 350 4T y el 250 2T, además del eléctrico, que sigue en catálogo en 2018. Este propulsor ofrece unas prestaciones más acordes a lo que el público final demanda de este tipo de motos, ideal para meterse en donde una enduro pura sufre, pero sin llegar a ser tan extrema como una trial en cuanto a posición de conducción. Rinde 20,5 CV en su versión homologada -más que suficientes para subir por cualquier pendiente-, pero puede llegar a alcanzar los 26 CV deslimitándola además de añadir un control de tracción seleccionable mediante un botón situado en el manillar. Llama la atención su doble salida del escape.

En esta fusión de dos mundos se cogen las medidas de las ruedas de la enduro, con una llanta de 21 delante y otra de 18 detrás, en los que van montados unos neumáticos Maxxis específicos para esta montura -con un dibujo similar a los de las motos de trial-. La horquilla es una WP Xplor con barras de 43 mm y con 250 mm de recorrido, algo menos que las de las de enduro, y con un tarado más suave y confortable. Detrás monta un amortiguador WP Xplor con sistema PDS el cual es regulable en progresión y extensión. Opcionalmente se ofrece un kit de suspensiones para rebajar la altura de la moto, siendo recomendable que el piloto no exceda de los 70 kg de peso. Un par de discos Formula Wave, de 260 mm y 210 mm delante y detrás respectivamente, componen la frenada. El latiguillo del freno sirve de guía para el cable del velocímetro.